Para Miguel.

-Gracias.

La moneda cayó sobre las demás, haciendo un ruido insignificante comparado con el que producían todos los coches y transeúntes que pasaban ante mí. Sonó casi tan insignificante como lo hizo mi comentario. No había muchas monedas, pero se habían juntado todas en una esquinita del recipiente como si quisieran protegerse del frío mañanero.

Peter me miró, levantó las orejitas peludas y volvió a apoyar la cabeza con aire aburrido. Le regalé una caricia. Por suerte no llovía, ni nevaba. Estaba seguro de que en cuanto el sol ascendiera y llegará hasta los rincones más escondidos de Madrid la temperatura sería casi perfecta. Y así fue.

Definitivamente era un buen día, estaba cómodo, no me dolía mucho la espalda y al parecer la gente estaba generosa y la pequeña montaña de monedas ya había invadido todas las esquinas. Las recogí y me acerqué al super más cercano, no tenía ninguna duda de que Peter protegería el lugar en mi ausencia. Como estaba cerrado, acabé en una pequeña tienda de alimentación. Me compré una barra de pan y queso, exquisito manjar. Lo compartí todo con el pequeño peludo y los dos quedamos satisfechos. Él volvió a inclinar la cabeza y a quedarse dormido. Yo, en cambio, me quedé observando el mundo que me rodeaba y disfrutando del sol que tan pronto se iba a esconder tras los altos rascacielos.

Me gustaba observar el calzado de la gente por dos motivos. Por un lado, era aquello que  que quedaba a la altura de mi vista cuando me sentaba, levantar la mirada hubiera supuesto graves dolores de espalda. Por otro lado, había aprendido a leer el mundo a través del calzado. Si abundan las botas con borrego significa que estamos en invierno, si son sandalias que el verano se acerca, si hay muchas deportivas significa que es una ciudad sana…por otro lado también puedes conocer a una persona por su forma de andar. Si va rápido y con deportivas quiere adelgazar, si va rápido y con botines llega tarde al trabajo, si camina lento y con bastón…en fin, es algo que cualquier persona observadora puede intuir.

Pero aquel día no logré encontrar un patrón. Había bastante movimiento, muchos tacones pero también zapatos planos, había gente que iba con prisa y gente que caminaba tranquila, había grupos de calzados y calzados que se movían en solitario, había algún deportista y algún zapato desorientado que parecía haber gastado todas las reservas de ron la noche anterior. Había un poco de todo, como siempre había quien solo me esquivaba, quien por poco pisaba a Peter, quien se alejaba con disimulo… pero ese día de sol y frío cayeron bastantes monedas, y di muchas veces las gracias y en ninguna de ellas recibí respuesta.

Fue cuando oscureció y me disponía a dormir cuanto vi que alguien con la cara a la altura de mi vista me señalaba. Se trataba de una niña de cara risueña, llevaba un vestido de flores por debajo del cual no paraba de rascarse cuando no me señalaba. Se giró hacía arriba y pareció mantener una conversación seria con quien sería el adulto que le daba la mano. Sus facciones eran firmes, pareció conseguir lo que quería y se acercó con paso decidido hacía donde yo me encontraba. Me miró a los ojos mientras sonreía, miró hacia arriba y el adulto le dio algo, me volvió a mirar. Me señaló de nuevo pero estaba vez me estaba ofreciendo algo que tenía entre las manos, lo cogí y me sorprendió ver un gorro de lana y estampado de flores rosas.

-Gracias -dije.

-Feliz Navidad señor -contestó.

Y fue entonces cuando encontré el patrón. Aquella noche dormí sin pasar frío en las orejas, me abracé fuerte a Peter y le regalé el último trozo de queso que quedaba, él también se merecía un regalo. Soñé con una niña risueña y deseé que las próximas navidades fuera yo quien caminara por las calles. Deseé más felicitaciones, más sonrisas y menos monedas silenciosas. Menos monedas vacías.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s